sábado, 25 de diciembre de 2010

Si la envidia fuera tiña...

Para leer escuchando esto.


Eso dice siempre mi abuela. Y nunca lo entendí hasta hace poco. Si la envidia fuera tiña, yo ya sería un arcoiris. Últimamente estoy muy envidiosa de muchas cosas, situaciones y personas. Y sé que no es sano [no me vengan con lo de envidia sana, eso no existe], ¡pero no lo puedo evitar! Quizás ese deba ser mi proyecto para el próximo año: trabajar en mi autoconfianza y lograr superar la envidia y la malicia que genera. Lo peor de todo es que haciendo una revisión introspectiva, ¡tengo mucho de lo que envidio! Tengo una relación con un chico que me adora, me respeta y me valora; tengo una familia que me ama, me apoya y está siempre para mi; tengo amigos que me dan todo el afecto y la contención que necesito; tengo salud y trabajo, tengo pasiones. Entonces no sé qué es lo que busco afuera que adentro no tengo. ¿Me faltará ambición? O tal vez fuerza de voluntad. Quizás me sobran fiaca y vagancia. Puede que desee la fuerza, la determinación, el deseo de los que me rodean. Es hora de hacer un buen análisis de lo que me pasa, porque esto así no tiene forma ni sentido, y yo soy fundamentalista de estos ingredientes, así que no pueden faltarme.


1 invitados dijeron...:

Burbuja dijo...

Primero dejame que te diga que eleguiste un temaso.
Segundo, es complicado y a lo mejor es lo que decis que por ahi lo que envidias es la determinacion o algo de eso que tienen ciertas personas. Cuando quieras nos juntamos a analizarlo si queres jajaja
Te adoro nena, felices fiestas!!!!
Besotes