viernes, 31 de diciembre de 2010

Pum! Para arriba!

Nunca fui de hacer balances de fin de año, y el 2010 no será la excepción. Estoy en un momento tan MEH que no te puedo decir si el año tuvo cosas buenas o malas. Creo que todo el tiempo vamos alternando entre momentos positivos y negativos en nuestra vida, y no depende del número en el calendario [disculpen, Mayas]. Tampoco te puedo decir si este año cumplí con mis objetivos, ya que el año pasado no me impuse ninguno.
Hoy termina el año, lo que significa comilona con la familia que raras veces ves, fuegos artificiales de los vecinos, porque yo soy demasiado codito como para quemar la plata de esa manera, brindis (con sidra o ananá fizz, porque el champagne me cae mal) y a la cama.
Sin razón aparente, este año no me enganchó en mi momento más festivo. La Navidad pasó sin penas ni glorias (ni regalos) y el fin de año no será diferente. Capaz la semana que viene la hormona haya vuelto a su lugar y me la pase de brindis en brindis (atrasado), pero hoy por hoy me agarró bajón.
Insisto, no es que haya tenido un mal año, simplemente estoy cruzada en este momento. Siento como que necesito un mes de vacaciones caribeñas. Una semana con el novio, una semana con mamá, una semana con amigas, y una semana sola solita solísima. Sin que nadie me rompa las pelotas. Sin que alguien me haga enojar. Libre de stress y preocupaciones. Libre. Me está faltando algo, y espero encontrarlo este año que empieza.

Así que, mis queridos, con un post tan embole simplemente los saludo con mi copa en alto y les deseo una feliz última noche de 2010 y un mejor comienzo! Sin corolarios, sin mayores deseos. MEH, como yo.

1 invitados dijeron...:

Burbuja dijo...

feliz año nuevo, corazon! seguro este año te trae lo que anda faltando y la hormona se te pone loca y ya esta.
A ser felices, aunque sea con las pequeñas cosas de la vida y a que nos resbale el resto de las boludeces.
Levanto mi copa y brindo contigo
love u!!